4.0: la transformación digital de la supply chain.

Estrategias para mejorar el servicio al cliente.
agosto 11, 2017
¿Qué es y para qué sirve en logística el ciclo PDCA?
agosto 15, 2017
Show all

Hablar de industria 4.0 o la Cuarta Revolución Industrial en México implica ver su impacto desde diferentes aristas. Para algunos expertos esta tendencia está permeando no sólo en el sector logístico, sino en otros como el automotriz y el aeroespacial, pero otros más consideran que muchas empresas aún no la aplican, sobre todo tecnologías como la impresión 3D, por lo que desconocen sus alcances y cómo sacarle el mejor provecho.

De acuerdo con Mauricio González, Director Comercial de SAS México y Caribe, en México existen empresas manufactureras de los sectores aeroespacial y automotriz que ya están adoptando y aprovechando los modelos productivos de la industria 4.0 y uno de sus retos principales es encontrar personal capacitado que pueda sacar el máximo beneficio a la innovación.

El ejecutivo de SAS explica que este avance del sector manufacturero, por encima de otros, se debe a que el país como tal se ha convertido en hub manufacturero de clase mundial para industrias como la electrónica-tecnológica y química, además de la automotriz y aeroespacial.

Y agrega: «Este hub manufacturero, según estudios de la Secretaría de Economía, exporta diariamente más de mil millones de dólares, en donde una buena parte corresponde a tecnologías sofisticadas. Desde una perspectiva regional, más del 80% de las exportaciones latinoamericanas de alta tecnología son producidas en México».

En la visión de Arturo Vázquez, Partner Sales Executive de Microsoft, la revolución digital 4.0 está presente en territorio mexicano desde hace cuatro años, situación que ha provocado que empresas tecnológicas vean a México y le apuesten como una economía emergente.

En opinión de Carlos Candia, Subdirector de Operaciones de Sendengo, el avance de esta industria va lento debido, entre otros factores, a la «vieja escuela» que se resiste al cambio, sobre todo en sectores como el de transporte. La resistencia es hacia la digitalización de la burocracia y el desapego a la innovación tecnológica, apunta.

En este mismo sentido se manifiesta Salvador Munguía, Sales and Business Development Director México de Llamasoft, quien considera que la cuarta revolución industrial se encuentra en una etapa temprana de adopción de las nuevas tecnologías y son precisamente los paradigmas arraigados dentro de las empresas mexicanas lo que hace desconfiar de la implementación de dichos sistemas, sin dejar de lado los costos que se tiene que generar y las prácticas que se deben desechar.

Con base en un estudio de PwC y JDA, realizado entre CEOs, el 69% tiene la necesidad de invertir en digitalización, sin embargo, 52% no ha iniciado su estrategia. Mientras que otro informe de Siemens —aplicado en México en 14 sectores diferentes, y citado por JDA— revela que 59% piensa en estrategias digitales a corto o mediano plazo, y aunque es bajo, muestra una transformación del mercado.

«La industria 4.0 es un proceso que ya está sucediendo en México y se llevará a cabo y evolucionará durante los próximos cinco o 10 años. El estudio citado también indica que México está a la par que España, Brasil y Portugal en entendimiento y madurez, aunque todavía hay que estudiar la parte de implementación», revelan Puneet Saxena, JDA VP, Solutions Strategy, Global Industries & Solutions, y Omar Hernández, Supply Chain Solution Advisor para LATAM de JDA.

Juan Arroyo, VP of Sales México de Fortna, complementa que la tecnología 4.0 está aún lejos del nivel necesario para entenderla como tal. Y afirma que existen empresas que recogen grandes volúmenes de información y otras más las comparten, sin embargo, afirma que aún falta gran camino para obtener visibilidad completa, transparente y participación masiva de los integrantes de una cadena.

En la perspectiva de Guillermo Martínez Cortés, Gerente de Nuevos Negocios para Automatización Industrial de Panduit y David Barragán, Gerente de Arquitectura y Software para Latinoamérica de Rockwell, muchas empresas en México han comenzado a adoptar esta tecnología, algunas, «dependiendo de su origen, lo ubican como loT o industrial loT o China 2025 que se puede resumir como connected enterprise para la parte industrial» con una visión de eficiencia y mejoramiento en la producción con una rápida respuesta a sus clientes.

La transformación de la cadena con la cuarta revolución 

A decir del Director Comercial de SAS México y Caribe, el concepto de industria 4.0 supone el uso de innovaciones tecnológicas como el internet de las cosas (loT) y la analítica para desarrollar operaciones de manufactura rentables, seguras, flexibles y que promueven la reducción de costos.

Y es ahí en este proceso, desglosa el directivo, donde la cadena de suministro juega un papel fundamental para lograr lo anterior y para las empresas logísticas adopten las herramientas tecnológicas que les permitan alinearse a esta nueva era de la fabricación también conocida como cuarta revolución industrial.

Líneas de producción y ERP

Empresas como Sendengo y Panduit coinciden en que la transformación de la cadena es total y los cambios se observan sobre todo en áreas como los almacenes, las líneas de producción, los sistemas de manufactura y los ERP.

En el momento en que están interconectadas las plataformas de la empresa con su piso de producción, de manera adecuada, eficiente y segura, los clientes eficientan «su cadena de suministro, dando con esto una transformación radical en su parte operativa, producción, calidad, administración, planeación, mantenimiento, etc.», afirman los directivos de Panduit y Rockwell.

En este nuevo modelo de negocio, abundan los directivos de JDA, el fabricante es más colaborativo, más abierto con sus mismos proveedores y con sus clientes, así crea una cadena sin interrupciones en ningún punto. En ese sentido, los procesos de este tipo de industria dependen en mayor medida de los datos en tiempo real de un número creciente de dispositivos y otras fuentes de información a lo largo de la cadena de suministro.

Control de inventarios

En la parte de control de inventarios, el Subdirector de Operaciones de Sendengo explica que la decisión de las compañías de implementar soluciones de automatización y sistemas más avanzados depende de la capacidad que un tercero tenga para orientar y ofrecer un plan atractivo de inversión para la necesidad específica de cada empresa, y a la proporción que tiene el costo logístico respecto al precio comercial del producto.

Para el Sales and Business Development Director México de Llamasoft, las empresas buscan disminuir la mayor cantidad de costos en todos los aspectos de su supply Chain, y la industria 4.0 es una solución a la reducción de costos de manera holística. Quienes adoptan esta tendencia experimentan cambios progresivos en la forma en cómo es utilizada la mano de obra, en los tiempos de entrega y en costos, indica.

Desde el punto de vista de Francisco Giral, CEO de netlogistiK, uno de los beneficios de la tecnología 4.0 es que, de alguna manera, vino a democratizar la tecnología, ya que hace unos 10 años las empresas necesitaban de una gran inversión para equiparse de sistemas como la cartografía, y hoy éstas pueden acceder de manera gratuita a mapas con Apple o plataformas Android.

Transporte 

Héctor García, Socio Director de netlogistiK en Colombia, refuerza esta visión al señalar que en esta región las empresas transportistas se han dado cuenta que cuando implementan una tecnología pueden reducir sus costos entre un 20 y 30% como mínimo. Por lo que las universidades e institutos están promoviendo la capacitación entre las empresas logísticas.

«La tecnología 4.0 permite integrar diferentes soluciones y cuando logras integrar un sistema de almacenes, transporte y la planeación de la demanda tienes una visión real de lo que está sucediendo en tu cadena de suministro y puedes tomar decisiones con información real», enfatiza Héctor García.

Arturo Vázquez reflexiona y señala que uno de los cambios más importantes es el empoderamiento de las empresas a través de las tecnologías de la información, «un ejemplo es el área de logística donde los clientes tienen el poder de administrar su flotilla de transporte y su área de almacenes, antes utilizaban Excell y hoy, a través de proveedores, pueden automatizar y administrar estas áreas. En la medida en que se empodera a estas áreas a través de la tecnología, las empresas no descuidan el core de su negocio», argumenta.

Según datos de la consultora Gartner, cuando las tareas de la cadena de suministro se alinean con los principios de la industria 4.0, las organizaciones pueden obtener beneficios de entre 1% y 3% de incremento en ingresos y margen neto y una mejora de entre 3 y 5% en la productividad e inventarios.

Mientras que PwC revela que las empresas que ya alinearon sus operaciones a una visión de industria 4.0 obtendrán ahorros en el rango de los 421 millones de dólares, en los próximos cinco años.

¿Cómo migrar hacia la tecnología 4.0?

En opinión de los desarrolladores de tecnología, la industria 4.0 y las innovaciones que giran en torno a ella son tendencias irrefrenables, por lo que advierten que aquellas empresas de manufactura, o especializadas en cadena de suministros, que no las adopten tendrán dificultades para mantenerse en el mercado o incluso corren el riesgo de desaparecer.

En ese sentido, empresas como SAS consideran como relevante que las compañías no ignoren la innovación que hay en el mercado y, sobre todo, que busquen el apoyo de los expertos, proveedores realmente solventes que posean amplio dominio del big data, analítica, la nube, el internet de las cosas y que tengan un conocimiento de las diferentes industrias para implementar una verdadera transformación digital.

De acuerdo con Carlos Candia, para atender la demanda de aquellas compañías que van a migrar a tecnologías como el big data o el internet de las cosas, los proveedores deben adecuarse a la tecnología y ser versátiles para ofrecer a los clientes soluciones nutridas que empaten con sus necesidades.

Desde el enfoque de los directivos de Panduit y Rockwell, antes de hacer una migración las compañías deben definir un assetment para saber en dónde se encuentran. De esta forma, podrán tener una visión de cómo mantener alineadas las nuevas soluciones con sus respectivas áreas y saber de lo que son capaces de lograr en sus plantas, apunta.

«Antes de adoptar cualquier tecnología es importante saber el grado de influencia que posee dentro de la dinámica empresarial en función del ROI y, sobre todo, cómo puedo hacer de la inversión en esta nueva tecnología algo medible con el fin de poseer una visibilidad completa de los beneficios de la implementación», señala Salvador Murguía.

Bajo ese argumento, los directivos de JDA consideran que los objetivos de un buen proveedor es ayudar a los clientes a crear valor en sus cadenas de suministros. Por lo que primero se les debe hacer una evaluación de sus áreas de oportunidad estratégicas para sugerirles soluciones basadas en sus objetivos de negocio y su nivel de madurez en la supply chain.

Actualmente, precisa el Partner Sales Executive de Microsoft, las empresas tienen miedo, por motivos de seguridad, de sacar su información de la forma en como están acostumbradas a operar y llevarla a un data center. Por lo que, el directivo propone que los proveedores otorguen un blindaje de los datos de las empresas para que éstas se animen a cambiar de tecnología.

Para Francisco Giral, las empresas deben enfocarse en cosas que les generen alto impacto, pero que sean fáciles de hacer. Por lo que sugiere, primero, priorizar y centrarse en una o dos tareas de su transformación digital y, después, una vez que sean exitosas en esas tareas, proceder a otros cambios.

Fuente: http://www.logisticamx.enfasis.com/notas/78279-40-la-transformacion-digital-la-supply-chain

Comments are closed.